miércoles, 15 de diciembre de 2010

I Medio Maraton Montes de Chera



Este año nació la Liga CxM La Serranía, con un total de 5 carreras por montaña. Nosotros disputamos la última prueba "I Medio Maratón Montes de Chera"

A las 8:30 llegamos Angel y yo a Chera. La verdad es que hacía "fresquito" y pensé por unos segundos en quedarme en el coche a esperarle... menos mal que no lo hice, porque me lo pasé superbien.


Daban un tiempo máximo de 5 horas y estaba más o menos tranquila por ello, pero al ver que éramos pocos (192 inscritos), pues empecé a preocuparme. No me gusta quedarme la última y menos que me esten esperando.
Después de unos kms recorridos, ya me dí cuenta de que no iba a ser así. Hubo gente que la hizo sólo caminando.
Nosotros trotamos por llano y corrimos las bajadas, pero para subir... despacio y buena letra. No llevé los palos (chula que es una) y me costaba un montón subir. Menos mal que Angel me cogía de la mano y tiraba de mi, sino aún estoy allí.
A nivel cardio me encontraba muy bien, pero a medida que pasaba la carrera, me notaba las piernas como dos bloques de hormigón.
Nos pasamos parte de la carrera, intentando escapar de un Marchador de Chelva, que venía pisandonos los talones.

El paisaje es una pasada, me gustó mucho correr por allí. Era una pena que tuviesemos que correr para acabar la carrera, porque te daban ganas de ponerte a pasear tranquilamente por todo aquello.


En esta carrera me dí cuenta que en las bajadas controlo bastante bien. Pensé que era muy patosa, pero parece que sólo lo soy bastante. Acabé con los dedos destrozados de las patadas que le iba dando a las piedras pero afortunadamente no me caí.


En los últimos kilómetros no podía más, me notaba las piernas muy cargadas y en el último avituallamiento, no sé que pasó, que salí como una flecha hacia abajo. Durante unos 2km no dejé de correr deprisa hasta llegar al pueblo, donde sorprendentemente, a la entrada de éste, estaba la meta.

Vimos (bueno, ví yo, porque Angel no ve un pimiento) que el crono marcaba menos de 3:29:00 y decidimos esprintar para no alcanzar el min 29
De nuevo entré sonriente en meta en un tiempazo de 3:28:57 Conseguí sacarle 2" al abuelo en el sprint. Que se joda, que es un poco chulo.


También comentar algunas anecdotas; como la compañía de Truc, un perro guapísimo, que nos acompañó parte de la carrera junto con su dueña. Y como Truc se lió a "jugar" con una cabrita que había por allí e iban los dos corriendo entre la gente.

Y finalmente, quiero agradecerle a Angel que me anime y me acompañe a hacer todo esto. Sabe que me gusta mucho y que yo sola no me atrevo a hacerlo. Así que gran parte de mi "éxito" se lo debo a él.

El resto de las fotos podéis verlas AQUÍ

Este es un pequeño vídeo que me grabó Angel sin que yo me enterara.


video

lunes, 6 de diciembre de 2010

Entrenamiento por el monte


Como Ramone es un liante y a mi me gusta dejarme liar, aprovecharemos este finde para correr esta media de montaña.
Nosotros la haremos caminando y correremos lo que se pueda. Tenemos un tiempo límite de 5horas, así que, creo que sí podré con ella.
Estas cosas me acongojan un poco, pero me gusta hacerlas. Menos mal que tengo a Ramone que se encarga de darme el empujón y de acompañarme, sino, no haría nada.


También ando algo preocupada porque desde este verano no he subido a la montaña, excepto un día que salí a pasear con Raül por la Murta.

Así que hoy me he calzado las Salomon y me he ido por ese extraordinario paraje para comprobar que mi estado físico sigue igual de lamentable que entonces.
Nada más llegar a la caseta del guarda, he dado mi nombre y mi dni y me he puesto a correr dirigiendome a Cavall Bernat. Hay cuestecillas bastante empinadas, así que, por aquí, sin correr pero sin dejar de caminar, he seguido subiendo hasta la cima.
El viento ha sido espantoso, la fuerza con la que soplaba te tiraba hacia el lado. Finalmente he conseguido llegar arriba. No he estado ni 5' en la cima, el aire molestaba un montón y me he bajado enseguida.
Durante la bajada he intentado correr lo que se podía y creo que no se me ha dado mal, para lo torpe que soy.
Una vez dejada la senda atras he continuado corriendo por pista durante media horita más.
En ese momento ha salido el sol y tenido esa sensación de "me quedo aquí para siempre"
A pesar del viento, ha hecho un día extraordinario y lo he pasado muy bien.
En total han sido 2 horitas por el monte, que espero que me sirva de algo para la paliza del próximo domingo.